Search

Andrea Luengo
fin de año

Acabar bien para empezar bien

Acabar bien para empezar bien el año es muy importante. En general, siempre debemos llevar una planificación de nuestro proyecto empresarial.

Pero, cuando cambiamos de año, es una muy buena oportunidad para ver qué es lo que estamos haciendo y si estamos llegando o no a dónde queremos. Para revisar, corregir y planificar.

Qué es lo que debemos tener en cuenta a la hora de revisar nuestro proyecto empresarial

Antes de nada, imagino que ya tendrás algún tipo de planificación, por pequeña que sea. Vamos, lo espero porque no me puedo imaginar cómo se pueden hacer cosas sin planificar 🙂

Cuando nos proponemos alcanzar algo a medio-largo plazo, nos ayudarán dividir esa visión en diferentes fases y sub-fases:

  • Estrategias. Son aquellos planes “ambiciosos” que queremos alcanzar a medio-largo plazo. Por ejemplo, podríamos querer: Posicionar mi marca en el mercado español en un año;
  • Objetivos. La visión de una estrategia es muy amplia e indefinida, por lo que, si solo tuviéramos esta como valor de medición y de guía, no seria suficiente para saber si la estamos cumpliendo o no lo que queremos. Es por eso, que debemos usar los objetivos SMART (Específicos, Medibles, Alcanzables, Orientados a Resultados y con un Timing) para asegurarnos de que vamos a cumplir esta estrategia. Pregúntate, ¿Cómo sabría yo que mi marca está posicionada en el mercado español? Un objetivo podría ser: Mi marca va a salir en 3 medios de comunicación españoles al mes;
  • Acciones. Por último, las que de verdad nos hacen hacer cosas factibles, son las acciones. Pero claro, si hacemos acciones sin un plan, no nos van a llevar a ningún lado. Así, que, todos estos pasos, tienen que ir correlativos en el tiempo. Por ejemplo: para conseguir el objetivo del ejemplo podríamos escribir una nota de prensa y llamar a 10 medios de comunicación a la semana.

La medición es muy importante

Además de establecer un buen plan, es muy importante asegurarnos de que lo estás cumpliendo correctamente, de cómo van los resultados de las acciones que estamos realizando. Porque, a lo mejor, no están dando los resultados que buscamos.

Espero que te haya servido de ayuda este post y que planifiques bien a dónde quieres llegar y cómo vas a hacerlo. Y si, ves que no estás yendo en dirección correcta, que tengas el valor para corregir tu tumbo si es necesario. En este caso, lo mejor será que solicites tu asesoría sin compromiso para ver en qué estado está tu proyecto y cómo sería posible cambiar estas decisiones estratégicas.

Brand Coach

Leave a Comment